Las auditorías son una herramienta de prevención de riesgos muy importante presente en el día a día de las organizaciones. Por ello es muy importante saber qué son y para qué sirven.

La RAE define como auditoría lo siguiente:

“Revisión sistemática de una actividad o de una situación para evaluar el cumplimiento de las reglas o criterios objetivos a que aquellas deben someterse”.

Por otro lado, el Instituto de Auditores Internos de España define como auditoría: 

“Actividad independiente y objetiva de aseguramiento y consulta que se encarga de agregar valor y mejorar las operaciones de la organización para ayudarla a cumplir sus objetivos. Aporta un enfoque sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno, incluyendo, por tanto, los riesgos de cumplimiento. Estos riesgos deben ser considerados por Auditoría Interna en la elaboración de su Plan Anual” 

Las auditorías, por tanto, son el procedimiento por el cual se verifican las políticas, controles y medidas implementados por la organización para evitar y mitigar los riesgos. Así también, se encarga de valorar la buena adecuación y funcionamiento de estos, sugerir las mejoras pertinentes tanto en los procedimientos, como en los roles y responsabilidades que llevan a cabo cada control. Asimismo, es muy importante, siempre y en todo caso, asegurar la independencia y objetividad del auditor.

Así, normalmente las auditorías internas suelen ser realizadas por miembros de la propia organización. No obstante, también puede ser externalizada esta función.

  1. Una auditoría interna pretende mejorar y proteger el valor de las organizaciones, proporcionando el aseguramiento objetivo, asesoría y conocimiento basado en riesgos. Así, mediante estas auditorías las empresas podrán conocer los cambios y mejoras oportunas.
  2. Las auditorías externas siempre serán realizadas por un experto independiente a la organización, por lo que la imparcialidad, independencia y objetividad. El auditor externo revisará las políticas, medidas y procedimientos implantados por la organización y evaluará el diseño teórico y su eficacia en la práctica.
  3. Las auditorías externas normalmente son realizadas para cumplir con indicaciones normativas, cumplir con estándares internacionales o alcanzar una certificación. No obstante, es importante mencionar que sin la realización de una auditoría interna es muy complicado superar con éxito la auditoría externa.

Desde KEY AUDITORS, como expertos auditores, podemos ayudar a tu entidad a alcanzar un elevado cumplimiento de acuerdo con la normativa a través de nuestros servicios de auditoría. ¡Contacta con nosotros!

Agendar Llamada