En la actualidad, es muy común oír hablar a nuestro alrededor de criptoactivos y Non Fungible Tokens (NFTs). Además, podemos observar ingentes cantidades de dinero relacionadas con transacciones en las que estas nuevas figuras se ven inmiscuidas. Todos aquellos agentes que ahora proveen este tipo de servicios y productos se encuentran en el punto de mira. Ha emergido una preocupación por su posible vinculación con el Blanqueo de Capitales.

Este artículo tiene por objeto analizar la vinculación de las NFTs con la Prevención de Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo (PBCFT).

¿Qué son los NFTs?

Un NFT es un activo digital que ostenta el carácter de único, siendo imposible su sustitución por otro de la misma calidad y en igual cantidad. El bien no fungible más común es la obra de arte. Se trata de un tipo de bien único y de valor singular, no existiendo más ejemplares originales de la misma.

Con los NFTs ocurre la misma casuística. Se trata de un activo digital que mediante tecnología Blockchain permite acreditar su autenticidad única. De esta forma, se otorga a cualquier tipo de archivo de un certificado digital de pertenencia, veracidad y legitimidad.

El punto más importante es que estos activos garantizan ser inalterables, además de su única pertenencia a un dueño. En este sentido, Blockchain opera como una especie de “notario” al confirmar que ese activo pertenece efectivamente a quién dice pertenecer.

Asimismo, Blockchain permite registrar la trazabilidad de su transmisión, sabiendo a quién ha pertenecido y a quién pertenece. El valor de este tipo de activos depende del que quiera otorgarle la persona que lo haya creado. Se trata aquella persona que haya otorgado a cualquier tipo de archivo el antedicho certificado único digital. Así, solo existirá en el mundo ese concreto archivo con ese concreto certificado, siendo único.

PBCFT

Los NFTs se comercializan a través de plataformas online de venta de NFT. Generalmente, se produce su pago mediante criptomonedas.

En este tipo de transacciones es difícil rastrear la pertenencia lícita del dinero real que se encuentra detrás. Esto, atrae a la generación de fórmulas para el Blanqueo de Capitales.

La Unión Europea presentó en julio de este año, un Paquete de propuestas legislativas para reforzar las normas de la UE en materia de PBCFT. Este, contiene una revisión del Reglamento (UE) 2015/847 sobre transferencias de fondos para rastrear las transferencias de criptoactivos.

Concretamente la nueva Propuesta regulatoria es aplicable a todos los agentes que interfieran en las transacciones de criptoactivos en la UE. Así, se añaden ciertas obligaciones a los emisores de este tipo de activos con el objeto de controlar su difusión y transmisión. En este sentido, deberán ser autorizados de forma previa por la autoridad competente en la materia, además, del control por parte del BCE y la AEVM.

Veremos cómo discurre finalmente la regulación sobre criptoactivos y NFTs. Si bien, es indudable que las autoridades han detectado su comercialización como un foco de Blanqueo de Capitales. Por ello, su regulación ha de ser revisada y endurecida, con el objeto de establecer un mayor nivel de control.

Desde Key Auditors, como expertos auditores en PBCFT, acreditados por ENAC, podemos ayudar a los sujetos obligados a cumplir con las obligaciones derivadas de la normativa en la materia. Si está interesado en recibir más información sobre nuestros servicios, no dude en contactarnos: info@keyauditors.com.

Agendar Llamada