Aunque el compliance es un concepto muy arraigado en la cultura empresarial anglosajona (nació en los EEUU entre los años 70 y 80), en nuestro país es un término relativamente novedoso. Por eso, en este artículo queremos explicar brevemente qué es el compliance y cuales son sus repercusiones en la empresa. 

¿Qué significa compliance?

La traducción de compliance es cumplimiento normativo. El significado nos lo da la World Compliance Association, que define compliance como:

Un conjunto de procedimientos y buenas prácticas que las organizaciones adoptan con el fin de identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan y establecer mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos.

En otras palabras, el objetivo del compliance es que la empresa cumpla con todas las leyes, normas (externas e internas) y regulaciones a las que está sometida. Para ello surge la figura del compliance o Responsable de Cumplimiento (RC), que identifica y clasifica los riesgos legales a los que se enfrenta la empresa y establece mecanismos de prevención, gestión, control y reacción.  

Funciones del Responsable de Cumplimiento

Las principales funciones del RC son las siguientes:

  • Identificar todas las regulaciones que afectan a la organización. El RC debe conocer la normativa a la que está sujeta la empresa a nivel nacional, internacional y local. Dependiendo del tipo de empresa, esto puede ir desde leyes fiscales hasta normas sanitarias.
  • Mantenerse actualizado con respecto a todos los cambios normativos que se puedan producir. 
  • Estar al tanto de las propias normas internas de la organización, y supervisar su cumplimiento. 
  • Informar sobre los posibles riesgos o incumplimientos, implementando controles para su detección. 
  • Asesorar y comunicar con éxito sobre todo lo referente al cumplimiento aplicable a la compañía. 

El compliance en la empresa española

Como dijimos al principio, el concepto de compliance surge en Estados Unidos en los 70 y 80, tras una serie de escándalos financieros y de corrupción que sacudieron a varias grandes compañías. Eso provocó la aparición de la Foreign Corrupt Practices Act o FCPA en 1977. 

En España, el boom del compliance se produce a partir de 2010, con la entrada en vigor de  la Ley Orgánica 5/2010 de la Reforma del Código Penal que introducía en nuestro país la responsabilidad penal de la persona jurídica. Es decir, que desde entonces las empresas, fundaciones, asociaciones y organizaciones empresariales pueden ser responsables de los delitos que hayan sido cometidos por sus trabajadores o representantes. 

Por eso, hoy día el compliance ha pasado de ser una opción para mejorar la gestión de la empresa a convertirse en un requisito indispensable. La normativa aplicable a cualquier organización ha crecido enormemente en los últimos años y es fundamental asegurar el cumplimiento de todos esos preceptos legales para evitar riesgos. 

En KEY AUDITORS velamos por el compliance de tu empresa

Ahora que conoces más acerca del compliance y su importancia, ya sabes que existen varios tipos y debes estar al día de los que atañen a tu empresa. Desde KEY AUDITORS te ayudamos a velar por el correcto cumplimiento normativo, ofreciendo servicios de auditoría para compliance tributario y compliance penal. Si quieres asegurar que tu empresa está haciendo las cosas bien y evitar posibles problemas legales, contacta con nosotros. 

Agendar Llamada